Christian Video Broadcasts and Ministry Television Online

Alimento Diario - 20 de Setiembre

September 20, 2011

Share with your friends
  

 

Vulgaridades

Jesús llamó a la multitud y dijo: Escuchen y entiendan.Lo que contamina a una persona no es lo que entra en la boca sino lo que sale de ella. Mateo 15:10-11

Mi memoria ya no es tan buena como solía ser. ¿Qué le dijo Rhett a Scarlett al final de la película <i>‘Lo que el viento se llevó</i>’? ¿No fue algo así como: “Francamente Scarlett, me importa un pepino”?

Clark Gable enardeció a la audiencia al pronunciar esas palabras en aquella película. Desde entonces, muchas palabras han perdido su significado negativo. El uso constante de las ‘malas’ palabras (que antes se susurraban), ha hecho que ahora se digan en todo momento, como si fueran palabras comunes y corrientes.

Pero, recientemente, la Comisión Federal de Comunicaciones dijo: “Suficiente; en el futuro, todo lenguaje vulgar utilizado en la televisión será penalizado con elevadas multas.

Ese era el plan… hasta que una corte de apelaciones federal dijo que reglamentar el lenguaje vulgar de esa forma era anti-constitucional.

Entonces, si entiendo bien, eso significa que puedo ir a un canal de televisión y decir toda clase de obscenidades ante miles de personas… pero no puedo leer la Biblia en una escuela.

Sí, es cierto que una persona no está obligada a ver un programa que use lenguaje vulgar. Pero también es cierto que el lenguaje vulgar es usado en los momentos y lugares menos esperados.

Así que, ¿qué hacer? Creo que como padres y abuelos cristianos, tenemos que poner nuestras propias reglas con respecto a lo que nuestros jóvenes, y nosotros mismos, vemos en la televisión. Y esto incluye cuidar nuestro lenguaje para que no sea un mal ejemplo.

En eso Jesús estaría de acuerdo. Después de todo, el Salvador nos ha dicho: “Lo que contamina a una persona no es lo que entra en la boca, sino lo que sale de ella”.

ORACIÓN:  Padre celestial, a pesar de haber sido rechazado, golpeado, maltratado, y clavado a una cruz, Jesús sólo dijo palabras de ánimo, de perdón, y de amor. Ayúdanos para que todo lo que digamos refleje su amor. En su nombre. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Share with your friends

Sponsors

Loading
Working...