Christian Video Broadcasts and Ministry Television Online

Alimento Diario - 30 de Junio

June 30, 2011

Share with your friends
  

 

Somos testigos

Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.  Lucas 19:10

Un grupo de personas presenció cuando un hombre saltó desde un puente a las aguas del rio Tennessee. Una aterradora escena que los mantuvo allí sin moverse, con la esperanza de verlo salir a flote… algo que nunca sucedió.

La policía organizó un equipo de rescate que revisó el río sin obtener resultados. El hombre había desaparecido.

Pero, en realidad, no había desaparecido. Lo que los testigos no vieron, fue que el hombre había logrado llegar a la orilla y se había sentado cómodamente en un café frente al río para observar los esfuerzos del equipo de rescate. Después de haber visto suficiente, se fue a su casa.

Los informes dicen que el equipo de rescate estaba muy molesto por haber desperdiciado su tiempo y una búsqueda sin resultados, lo cual es comprensible. Probablemente nosotros también nos sentiríamos decepcionados y disgustados.

Lo que me lleva a pensar cómo se sentirá Jesús cuando las personas lo ven, pero no aceptan su perdón y salvación.

Las Escrituras son claras: el Hijo de Dios vino a este mundo para buscar y salvar al perdido. Lamentablemente, muchos de estos “perdidos” no responden al sacrificio que él hizo en el calvario, y algunos hasta se burlan de su resurrección y de sus esfuerzos para salvar sus almas del pecado, Satanás, y la muerte.

Sorprendentemente, al leer las Escrituras no encuentro indicios que Jesús estuviera molesto con esas personas. Molesto, no. Pero triste, sí. Un Salvador triste es trágico, ¿verdad?

Es por ello que usted  y yo, y todo el pueblo de Dios, debemos decirles a todas esas personas que Jesús dio su vida que ellos puedan vivir eternamente.  

Él está buscándolos ahora mismo… hoy es el día de salvación.

ORACIÓN: Señor Jesús, envía tu Espíritu Santo a los corazones de quienes aún rechazan y rehúsan tu perdón y salvación. Abre sus ojos para que puedan ver la profundidad de tu amor y el sacrificio que has hecho. Ayúdame a ser tu testigo. En tu nombre. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Share with your friends

Sponsors

Loading
Working...