LA IRA SIN RESOLVER

La Biblia nos dice en Efesios 4:26-27, “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.” Esto nos dice algo muy importante, nos dice que es aceptable estar enojado. Dios nunca nos dijo que no nos enojemos.  De hecho, incluso Jesús se enojó.

En Juan 2:13 dice: "Fue Jesús al templo donde vio mesas preparadas para vender y comprar, como un negocio.  Jesús se enojó cuando vio que el templo, que debía ser un lugar de oración y adoración, lo habían convertido en un negocio ". Jesús volcó las mesas e hizo que todos se fueran porque estaba enojado, mas El no peco en su ira.  Más adelante, en Marcos 3:5 hablando de Jesús dice: "Miró a su alrededor en su enojo, profundamente afligido por sus corazones obstinados ". Está bien estar enojado, la ira es una emoción, es un sentimiento. El reprimir los sentimientos y emociones que Dios creó en ti no es saludable porque esa represión siempre se expresará en algún lugar o momento y de alguna manera.

La expresión constructiva de la ira puede incluso ser útil. Si puedes comunicarle a otra persona que algo que han dicho o hecho te ha lastimado, entonces tal vez puedes cambiar la situación a la persona para que no te vuelvas a lastimar.  Si no puedes comunicar tu dolor y tu ira, te encontrarás en las mismas circunstancias una y otra vez. Tendrás que romper el ciclo tratando con tu ira.

La ira no resuelta causa problemas. El versículo 27 dice: "No le des cabida al diablo". La palabra “cabida” significa "un lugar" o "una oportunidad". No se le puede dar al diablo una oportunidad o cabida donde pueda entrar en tu vida. La ira no resuelta le da al enemigo una oportunidad para guiarte hacia pensamientos impuros, acciones y palabras crueles, de las cuales todas tienen consecuencias.

La ira no resuelta puede incluso causar problemas de salud. En la universidad de Tennessee completaron un estudio sobre las mujeres y la ira en el que descubrieron que muchos problemas de salud, como la depresión, dolores de cabeza, obesidad y enfermedades autoinmunes son resultados directos de permitir que la ira no resuelta se infecte.  Estas enfermedades relacionadas con la ira son más comunes en las mujeres porque los hombres son más propensos a expresar su enojo.

La realidad es que muchas veces el enojo proviene de expectativas poco realistas que usted mismo coloco dentro de sí.  Te enojas cuando no puedes cambiar circunstancias frustrantes en el trabajo, cuando los miembros de la familia, amigos y compañeros de trabajo no logran estar a la altura de tus expectativas, o cuando crees que estas siendo tratando de manera injusta o irrespetuosa.  La ira provocada por estas cosas es normal; El problema es lo que pasa si esa ira queda sin resolver. Las circunstancias y consecuencias de la ira no resuelta afectan nuestras vidas, aunque intentemos ir por la vida evitando el tema.

El versículo 26 dice: "No dejes que el sol se ponga mientras aún estás enojado", que simplemente significa que debemos lidiar con nuestra ira. Es aceptable estar enojado, pero debemos trabajar con nuestra ira para evitar los problemas causados ​​cuando la ira sigue sin resolverse.  Mi esposa y yo tomamos muy en serio esta escritura en particular cuando nos casamos, hicimos un pacto que nosotros nunca iríamos a la cama por la noche estando enojados el uno con el otro. Hemos tenido algunas discusiones que nos han llevado temprano a la mañana, pero nos ha funcionado.

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.