LA LIBERTAD SIEMPRE ES POSIBLE

Mañana celebramos el Día de la Independencia en América del Norte. Queríamos libertad de impuestos sin representación.  Hace unos años estuve en Alaska y salí para conseguir algo para cenar.  Cuando llegó el momento de pagar noté que la factura no incluía ningún impuesto.  La cena costo exactamente la cantidad mostrada en el menú.  Me asombro muchísimo.  Hace algunos años, el condado donde vivo agregó un impuesto adicional del 4% a las comidas además de nuestro impuesto a las ventas del 5.3%. Cada vez que salimos a comer esencialmente tenemos que agregar una décima parte, un diezmo por así decirlo, al costo de nuestra comida.

Pues en Alaska no hay impuesto sobre las ventas. Pensé que esto podría ser solo en las comidas, así que el próximo día compré un suvenir y por supuesto tampoco aplicaron impuestos.  El día de mi regreso estaba tratando de decidir si comprar algo o no. Era caro, pero sería un gran recuerdo de nuestro viaje. El punto de inflexión sobre mi compra fue – ¡no hay impuesto de venta! El desierto de Alaska es hermoso, la vida silvestre de Alaska es única y todo se suma en una aventura inolvidable. Pero no pagar impuesto a las ventas causo en nosotros una gran impresión.

Esta experiencia me hizo pensar en cómo es estar libre de algo.  Gálatas 5: 1 dice: “¡Cristo nos ha liberado!  Esto significa que somos realmente libres. Ahora debes conservar tu libertad y nunca vuelvas a ser esclavos de la Ley" Cuando aceptamos a Jesús y recibimos perdón de nuestros pecados, el poder del pecado se rompe en nuestras vidas. Nosotros ahora somos libres de convertirnos en quienes Dios nos creó para ser.  La libertad en Cristo es una forma maravillosa de vivir.

Pero no todos son libres.  Son demasiadas las personas que están en cautiverio, están adictos a algo.  Tienen un problema de control en su vida. Puede ser alcohol, drogas, gastos excesivos, comida, chismes, sexo o cualquier otro tema.  No saben lo que es ser libre. Viven todos los días sabiendo que hay algo que los esclaviza y los aleja de ser quienes podrían ser.

Si tan solo pudieran experimentar lo que es ser libres. He estado pagando impuestos sobre las ventas por años y el momento en que no tuve que hacerlo fue emocionante.  Estaba feliz de poder ahorrar un poco de dinero, pero lo que es verdaderamente estimulante es finalmente liberarse de una adicción que controla vidas. La buena noticia es que en Cristo la libertad es posible. Y esta libertad no se encuentra localizada en un lugar, sino que está disponible en cualquier momento y en cualquier lugar por el resto de su vida.

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.