NO MÁS IMPOSIBLE

El difunto Robert Schuller omitió la palabra "imposible" de su diccionario. Él creía que la palabra imposible se usaba muy a menudo de manera frívola, estúpida e infructuosa. 

Su manera de pensar se basaba en que solo porque no sabemos cómo se puede hacer algo, no significa que es sabio o correcto decir: “¡Es imposible!” Jesús dijo en Mateo 19:26: “Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible".

Schuller quería que las personas se sintieran entusiasmadas con la oportunidad de ser pioneros a su ritmo. De esta forma, descubrirían nuevas soluciones a los problemas que traerían un gran avance.  Él creía que el progreso había sido obstruido, retrasado o detenido por las personas que usaban la palabra "imposible".

Se desecharon los sueños, se torpedearon los experimentos y se abandonaron todos los proyectos debido a que la gente dijo que era imposible. Luchó una guerra de un solo hombre durante muchos años contra las peligrosas, irresponsables y destructivas fuerzas lideradas por el uso de la palabra "imposible."

¿Qué crees que es imposible en tu vida en este momento?

Nada es imposible, solo necesitas ideas creativas. Hay soluciones que esperan por ser descubiertas. Pero no puedes hacerlo solo, necesitas la ayuda de Dios. Necesitas el poder de Dios. Grandes cosas pueden pasar cuando tienes fe.  Elige creer que Dios tiene la respuesta.  Resiste permitir que los recuerdos pasados ​​de fracaso o rechazo influyan en tu pensamiento.

No es imposible, solo necesitas comenzar. Decide empezar. Ten confianza en tí mismo, deja de menospreciarte, descarta todas las ideas preconcebidas negativas. ¡No eres demasiado viejo, no es demasiado difícil – todo lo puedes en Cristo que te fortalece! Llénate de fe y actitud positiva. Cree que, de alguna manera, de alguna forma, en algún momento será posible.

No es imposible, solo tienes que resolver algunos problemas. Toma las decisiones difíciles. Revisa tu plan, rediseña tu estrategia o reorganiza tus prioridades. Haz lo que sea necesario. Podría llevar más tiempo del que planeaste. Pero puede haber gente que te pueda ayudar cuando no tienes suficiente tiempo.

No es imposible, solo hay que pensar en grande. Libera tu imaginación de todo limite autoimpuesto y de pensamientos demasiado pequeños.  Obtén nueva energía y entusiasmo. Decide trabajar mas duro. Debes estar dispuesto a pagar el precio. Elimina lo que te restringe o te detiene.  Sé paciente y rehúsate a parar. Nunca renuncies.

Una vez que te das cuenta de que no es imposible, eres libre de ver la solución, la respuesta, El gran avance. ¡Hay un milagro esperando por ti!

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.