NO TE LO PUEDES LLEVAR CONTIGO

Tuve la oportunidad de asistir a la exposición Rey Tut: Tesoros del Faraón Dorado. Debutó en Los Ángeles el año pasado y está programado para viajar a diez ciudades alrededor del mundo. Yo lo vi en París, luego irá a Londres y ciudades como Sydney y Tokio.

Después, los artefactos regresarán a El Cairo, donde serán alojados permanentemente junto a la colección King Tut en el nuevo Gran Museo Egipcio que se inaugurara en 2021. Esta será la última vez que estos artefactos serán vistos sin tener que ir a Egipto.

Y qué gran colección es. Había 150 artefactos, las exhibiciones anteriores del Rey Tut nunca tuvieron más de 55 artefactos. La exposición tenía 60 artefactos que nunca habían sido vistos fuera de Egipto. Incluía el guante y la trompeta más antiguos del mundo.

Había muchos otros artefactos interesantes como muebles, armas y juegos. Allí había incluso un bote pequeño. Los egipcios creían firmemente en la vida después de la muerte.  Ellos creían que era necesario dejar los elementos en la cripta de entierro que podrían ser necesarios.  Así que ellos ponían comida, lámparas, ropa y muchos de los artículos que vi en la exposición.

El pensamiento egipcio era que todos estos tesoros ayudarían a los fallecidos a sobrevivir en la eternidad. Incluso incluían una máscara dorada. Cuando Howard Carter descubrió la cripta funeraria del Rey Tut, había varias habitaciones y más de 3000 artefactos. Todo lo que el Rey Tut necesitaría en la eternidad fue enterrado con él.

La Biblia nos dice en Hebreos 9:27, "Morimos sólo una vez y luego el juicio".  La vida eterna no requiere posesiones materiales. No necesitamos metales preciosos ni joyas ni ropa ni botes.  No llevas nada contigo cuando mueres. Como mi papá solía decir, "Nunca he visto un coche fúnebre tirando de un U-Haul".

Sólo el alma es eterna, todo lo demás pasa. Lo más importante a considerar para la eternidad es la salud de tu alma. No llevas nada contigo a la eternidad y lo único que necesitas no es material.

Todos seremos juzgados si es que nuestro nombre está incluido en la base de datos celestial. ¿Te arrepentiste de tus pecados y aceptaste a Jesucristo en tu vida? Ese es el primer juicio. El segundo ¿es qué hiciste con tu vida? ¿Seguiste las enseñanzas de Jesús y los principios de la Biblia?

Eso es lo que llevas contigo cuando mueres.

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.