¿QUÉ LEGADO ELEGIRÍA?

I Crónicas 10:13-14 dice: “El rey Saúl murió porque fue infiel y desobedeció al Señor. Incluso pidió consejo a una mujer que habla con los espíritus de los muertos en lugar de preguntarle al Señor. Entonces, el Señor hizo matar a Saúl y le dio su reino a David, hijo de Jesé". En el capítulo 29:26-28 se lee: "David, el hijo de Jesé, fue rey de Israel durante 40 años. Él gobernó desde Hebrón durante siete años y desde Jerusalén por 33 años. David era rico y respetado y vivió hasta ser un hombre viejo. Luego murió y su hijo Salomón se convirtió en rey."

Creo que cuando muchos escuchan la palabra legado, piensan que es un concepto complejo, quizás incluso muy grande para abrazarlo. Quiero que sepas que no es demasiado grande para abrazarlo. Y sería un error gigantesco pensar en términos posteriores para considerar su legado". ¡Sería demasiado tarde! El momento de considerar su legado es hoy.

Tienes una clara ventaja si tienes más de tu vida por delante que la vida que ya has vivido hasta el momento. Qué momento más apropiado para pensar en un legado. Pero incluso si eres como yo, con menos de tu vida por delante que por detrás, todavía tienes tiempo para considerar tu legado.

Acabamos de leer dos epitafios muy diferentes, dos resúmenes opuestos de la vida de una persona. Estaba Saúl a quien la gente quería como rey de Israel. Solo porque se ajustaba a todo lo que ellos pensaban que una persona debería tener para ser rey. La Biblia nos dice que él era el hombre más guapo en todo el reino. Era el hombre más físicamente imponente, así que todos pensaron que debería ser el rey. Entonces Dios dijo: "Puedes tener a tu rey". Saúl murió porque fue infiel y desobedeció al Señor. El Señor hizo matar a Saúl (él se suicidó en lugar de ser capturado) y le dio su reino a David.

David se hizo cargo como rey. David no era nada parecido a Saúl. La biblia lo llama rojizo, lo que quiere decir que probablemente tenía el pelo claro o rojizo, además tenía pecas y no era particularmente impresionante a la vista. Él era solo un humilde pastor y sin embargo Dios lo eligió para ser rey. Él gobernó durante 40 años y es muy impresionante cuando puedes liderar exitosamente por 40 años. Después de haber liderado su país durante 40 años, era rico, respetado y vivió hasta llegar a ser hombre viejo.

La vida de Saúl terminó en suicidio y desgracia. La vida de David terminó pacíficamente y con honor. Dos vidas diferentes, dos legados diferentes. ¿Cuál elegirías para tu vida?

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on OnePlace.com.
Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on LightSource.com.