QUÉ SIGNIFICA EL PERDÓN

Quizás la palabra más hermosa en la Biblia es perdón. El perdón de nuestros pecados debido a la obra expiatoria de Cristo en la cruz es la esencia del evangelio. Saber que podemos ser perdonados y tener un nuevo comienzo nos da una inmensurable esperanza para nuestro futuro.

En el Nuevo Testamento, la palabra griega para perdón significa "dejar ir". Dios deja ir nuestros pecados, Él no se aferra a ellos. Cuando confesamos nuestros pecados somos liberados de la culpa y la condena. Cuando nos arrepentimos hacemos un giro y tomamos una nueva y mejor dirección.

En el Antiguo Testamento hay tres palabras hebreas para perdón. Estas tres palabras nos dan una comprensión aún más plena y rica del perdón de Dios. Todas tres se pueden encontrar en los Salmos, lo cual es muy apropiado ya que los Salmos reflejan tan hermosamente la misericordia de Dios y nos traen tanto consuelo.

La primera palabra para perdón es Nasa que significa "levantar". El Salmo 25:18 dice: "Mira mis problemas y mis miserias y perdona mis pecados". Dios levanta nuestros pecados y los lanza lejos para nunca ser vistos de nuevo. Es irónico que la transcripción de la palabra hebrea se deletrea como nuestro acrónimo NASA (National Aeronautical Space Administration). Nuestro programa espacial eleva los vehículos en vuelo mucho más allá de nuestra atmósfera, al igual que Dios cuando levanta nuestros pecados mucho más allá de este mundo.

La segunda palabra para perdón es Kophar que significa "cubrir" El Salmo 78:38 dice: "Sin embargo, Dios fue amable. Siguió perdonando sus pecados y no los destruyó" El perdón de Dios cubre nuestros pecados. La sangre que Jesús derramó en la cruz cubre nuestras vidas manchadas de pecado y proporciona perdón completo para todas nuestras faltas. El perdón cubre nuestros pecados para que nunca se los vuelva a ver.

La tercera palabra para perdón es Salach, que significa "enviar lejos" El Salmo 103:3 dice: "El Señor perdona nuestros pecados, nos cura cuando estamos enfermos". La imagen aquí es del chivo expiatorio. En el día de la expiación, el sumo sacerdote pondría sus manos en la cabra y confesaba todos los pecados que la gente había cometido. Levítico 16:21 dice: "Lleva a la cabra al desierto para que pueda quitarles sus pecados". El chivo expiatorio llevó los pecados de la gente y fue enviado lejos para nunca volver.\

El perdón de Dios significa que nuestros pecados han sido enviados lejos. La verdadera belleza del perdón de Dios es que es doble. Cuando confesamos nuestros pecados y aceptamos a Jesús en nuestra vida recibimos la vida eterna. Y mientras seguimos a Jesús cuando hay veces que fallamos, nos equivocamos y pecamos, podemos continuar recibiendo el perdón de Dios. Dios es fiel para olvidar, levantar, cubrir y enviar muy lejos nuestros pecados.

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.