REGALO DE NAVIDAD DE DIOS

Hoy es Navidad.

El versículo más famoso de la Biblia es Juan 3:16 y dice: "Porque tanto amó Dios al mundo que nos dio a su único hijo, para que todo el que en él cree, no se pierda, sino que tenga vida eterna”. Dios amo tanto al mundo que envió a Jesús para salvarnos. Jesús vino para salvar a todas las almas, no solo a algunos.

Jesús vino por todos. Él ama a todas las personas. La canción clásica infantil dice estas palabras: “Jesús ama a los niños pequeños, a todos los niños del mundo; rojo, marrón, amarillo, blanco y negro, son preciosos a su vista, Jesús ama a los niños pequeños del mundo."

La Navidad nos recuerda esta verdad destacada: Jesús nos ama a todos y vino para que podamos tener una relación con Dios. Dios no discrimina, Él no tiene prejuicios, Él busca a todas las personas de todas las razas y etnias. Jesús quiere que todos sean salvos.

Juan 3:17 nos dice: "Porque Dios no envió a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvar al mundo a través de Él". La razón por la que Jesús vino a esta tierra es porque nosotros todos necesitamos salvación. No vino a condenarnos sino a salvarnos. Tal vez piensas que no necesitas ser salvo, que no necesitas ser rescatado, que no necesitas ayuda. Pero el mensaje claro de la Navidad es que necesitamos salvación.

Dios nos dio el mayor regalo en Jesús. De esto se trata la Navidad. El regalo de Dios es un salvador. Jesús cambia la relación entre un Dios santo y perfecto y un impío e imperfecto humano. La enemistad es reemplazada por amistad. Jesús nos salva. El cambia la naturaleza de la relación. No es por nada de lo que hacemos. Por eso se llama gracia.

Cristo nos hace aceptables para Dios. Jesús ofrece su gracia y perdón a cualquier persona que lo acepte. Somos salvos cuando recibimos a Jesucristo en nuestras vidas. Eres salvo cuando confiesas que Jesús es tu Salvador, que Él te salvó de tus pecados, que Él es el líder de tu vida.

Somos salvos de nuestros pecados al tener fe en Jesús, al creer en su nacimiento virginal, su vida sin pecado, su muerte en la cruz, su victoriosa resurrección. Cuando confesamos esto, cuando estamos de acuerdo con eso, cuando decimos que es cierto, entonces somos salvos.

Cualquier persona joven o mayor, un hombre o una mujer, de cualquier raza o etnia, cualquiera puede ser salvado. Todo lo que hacemos es aceptar el regalo de Navidad de Dios que es Jesús.

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on OnePlace.com.
Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on LightSource.com.