SACALO DE TI

Recientemente estuve muy enfermo. No me diagnosticaron ninguna enfermedad y tampoco estuve en un hospital. Pero nunca había estado tan enfermo en mi vida. Contraje un virus. El termino medico es gastroenteritis. Estaba realmente enfermo.

Comenzó un domingo por la noche. Probablemente lo conseguí al estrechar tantas manos de personas después de la iglesia. Y luego no lavarme bien las manos. Quien sabe cómo sucedió, pero lo que sí sé es que fue horrible.

Me desperté cerca de la medianoche y tuve que vomitar. Probablemente no he vomitado en quince años.  Luego de dos horas volvió a suceder. Esto fue seguido de una diarrea sin parar. Yo creo que ya tienes la imagen. Para empeorar aún más las cosas, mi esposa estaba fuera de la ciudad. Y luego, el lunes cuando se suponía ella regresaba a casa, le cancelan el vuelo.

Así que, allí estaba enfermo y solo. Fue terrible.  Casi nunca me enfermo y mi agenda no está hecha para días de enfermedad. Le pregunté al médico sobre qué se podía hacer. No me dijo nada, sólo que tenía que dejar que el virus siguiera su curso. Pero lo más importante fue lo que me dijo después, "Tu cuerpo quiere que esto desaparezca, pero no se ira hasta que este germen salga de tu sistema ".

Los vómitos y la diarrea continuaron hasta que el virus estuvo completamente fuera de mi cuerpo. Y esto tomo más de tres días. Tres días miserables. Y cuando todo terminó me di cuenta de lo bueno que es tener salud. Me hizo estar agradecido por lo saludable que soy y por las veces que raramente me enfermo.

Pero también me hizo pensar en otra cosa. A veces hay cosas que necesitan salir de nosotros. No me refiero a cosas físicas sino a cosas emocionales. Las cosas que nos enferman, no físicamente sino de otras maneras.

Cosas como la amargura. Esta puede entrar en tu corazón y envenenarte. Puedes estar lleno de tanto enojo por la injusticia. La injusticia puede hacer que te sientas miserable acerca de tu vida y envidies a los demás. Tienes que deshacerte de esto o no podrás estar bien.

Podría ser arrepentimiento. Los errores que has cometido devoran tu alma. Te lamentas por lo que podría haber sido y no puedes dejarlo ir. Deseas que las cosas fueran diferentes, pero no lo son.  Si no lo dejas pasar, tu salud mental sufrirá.

Deshazte de eso. ¡No podrás estar sano hasta que se haya ido!!!

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.