TU TIEMPO LLEGARÁ

Cuando visité el Louvre en París, fue casi abrumador. El asombroso tamaño del museo es impresionante, así como la cantidad de arte famoso mundialmente. Pero solo una obra de arte tenía su propio salón, solo una tenía una larga fila esperando para verla y esa era la Mona Lisa.

Es una obra de arte que ha capturado la imaginación de la humanidad. La misteriosa sonrisa, los ojos penetrantes, el aire místico que rodea a la Mona Lisa no puede ser explicado fácilmente. Es más que un ejemplo supremo de arte renacentista, ella encapsula un espíritu único.

Hay algo al respecto que atrae a la gente. La pintura es una representación visual de la idea de la felicidad. Es un ejemplo por excelencia de cómo el arte no se explica fácilmente y es como el viejo predicador diría: "Mejor vivirlo que escucharlo”.

La Mona Lisa puede ser la obra de arte más famosa del mundo, pero durante la mayor parte de su existencia fue relativamente oscuro.  Pintado por Leonardo Da Vinci en 1503, no fue hasta el principio del siglo 20 que fue reconocido como una obra maestra.

Ya en la década de 1850, se creía que Leonardo era muy inferior a Tiziano y Rafael, cuyas pinturas valían mucho más dinero que la Mona Lisa. No fue hasta que fue robada en el verano de 1911 que logro capturar la atención del público en general.  Los periódicos difundieron la historia del crimen en todo el mundo. Cuando la pintura finalmente regreso al Louvre dos años después, su fama era mundial.

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas cosas no han sucedido como esperabas? Has hecho lo correcto, pero no hay resultados.  Tal vez crees que ser fiel simplemente no dio como resultado las bendiciones de Dios. Gálatas 6:9 dice: "No nos cansemos ​​de hacer el bien, porque en el momento adecuado cosecharemos si no nos rendimos”.

¿Has estado sirviendo a otros, ayudando a los necesitados?  Haciendo lo que Jesús nos enseñó y

amando a los demás más que a nosotros mismos?  Pero hay deseos en tu corazón, tienes anhelos que no se han realizado.  Dios te está convirtiendo en una obra maestra, aunque aún nadie parece notarlo.

No te canses de hacer el bien. Nunca pienses que Dios no está notando tu servicio. Pronto vendrá una temporada en la que se reconocerá todo el trabajo duro. Tu tiempo llegará.

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.