SEÑALES DE ADVERTENCIA

Mount Hood es un destacado telón de fondo en Portland, Oregon. También es un volcán activo. Es inquietantemente silencioso, pero no siempre será así. Algún día volverá a estallar. Y cuando esto suceda, podría desatar flujos de lodo como los del volcán Nevado del Ruiz en Colombia en 1985. Alrededor de 21,000 personas murieron en la oscuridad de la noche en la ciudad de Armero.

Sin embargo, Mount Hood escasamente es monitoreado. Si los científicos pierden las primeras señales de advertencia de una erupción, es posible que no sepan que va a explotar hasta que ya sea demasiado tarde. Para evitar una tragedia de esta magnitud, tres sismómetros para medir terremotos, tres instrumentos GPS para trazar la deformación subterránea y un instrumento para monitorear las emisiones de gases deben ser colocado en cuatro lugares diferentes en la montaña inmediatamente.

Estados Unidos tiene 161 volcanes activos. Seis de los más peligrosos no están siento debidamente monitoreados. En contraste, Japón, Islandia y Chile tienen instrumentos científicos en todos sus volcanes de alta amenaza. No hay duda de que un mejor monitoreo podría salvar vidas. Los volcanes no suelen entrar en erupción sin previo aviso. Si los científicos monitorean las señales es probable que puedan pronosticar cuándo tendrá lugar una erupción volcánica.

Es vital poder detectar e interpretar correctamente las señales de advertencia rápidamente, para darle a las personas el mayor tiempo posible para prepararse. Cerca del Monte Rainier en Washington, 80,000 personas están en el camino del desastre. Un volcán en California arrojó tanta ceniza al aire que pudo detener el tráfico aéreo durante días e incluso semanas y costar miles de billones de dólares.

¿Por qué no tenemos señales de advertencia para estos volcanes? La mayoría de los volcanes están en áreas silvestres donde el uso de la tierra está muy restringido. Instalar sitios de monitoreo molesta a algunos ambientalistas.

¿Qué pasa con el sistema de advertencia en tu vida? Proverbios 4:23 nos dice: "Guarda tu corazón por encima de todo, porque determina el curso de tu vida". ¿Tienes señales de advertencia para decirte si algo anda mal en tu vida? ¿Si te estás acercando peligrosamente a un desastre?

¿Cómo estás monitoreando tu vida? El efecto dominó de las fallas a menudo continúa durante varios años. Si bien la sanidad y la restauración son posibles por la gracia de Dios, el costo del fracaso es alto para todos.

Debería haber señales de advertencia en tu vida que indiquen si te diriges hacia un camino peligroso. Si tienes en cuenta esas señales de advertencia, salvarán a ti, tu familia y tu comunidad de un mundo de dolor.

 


 

Listen to Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Oneplace.com.

Watch Pastor Rick's High Impact Living broadcast on Lightsource.com.